Dolor de cuello y cuidados quiroprácticos

dolor de cuello y cuidado quiropractico

Nuestro cuello, también llamado espina o columna cervical, comienza en la base del cráneo y contiene siete pequeñas vértebras.

Aunque no lo creas, la espina cervical es la encargada de cargar el peso completo de tu cabeza, el cual en promedio es de 12 libras (unos 6 kilogramos).

A pesar de que la columna cervical te permite mover la cabeza en casi cualquier dirección, esta flexibilidad la hace susceptible de sufrir lesiones y dolor de cuello.

Causas típicas del dolor de cuello

La susceptibilidad del cuello a sufrir lesiones se debe en parte a su bio-mecánica.

Las actividades y los eventos que afectan la columna cervical incluye sentare por mucho tiempo, movimientos repetitivo, accidentes, caídas y golpes en el cuerpo o la cabeza, el envejecimiento y el ajetreo diario.

EL dolor de cuello puede ser un problema serio causado por una variedad de causas como:

Lesiones y accidentes:

Un movimiento brusco de la cabeza o el cuello en cualquier dirección, y el “rebote” en la dirección opuesta se le conoce como latigazo (en inglés whiplash).

Este movimiento brusco afecta las áreas y los tejidos alrededor del cuello, ocasionando fatiga muscular, que se traduce en dolor y rigidez.

Los latigazos severos también se asocian con lesiones de los discos intervertebrales, los ligamentos, los músculos y las raíces nerviosas.

Los accidentes de auto son la causa más común de los latigazos.

El envejecimiento:

Los desórdenes degenerativos como la osteoporosis, la estenosis espinal y la enfermedad de degenerativa de discos afectan directamente la espina cervical.

Osteoartritis:

La osteoartritis es una enfermedad común de las articulaciones de la columna, la cual causa el deterioro progresivo del cartílago. El cuerpo reacciona formando callos de hueso que afectan la movilidad de la articulación.

Estenosis  espinal:

Esta enfermedad causa que los caminos de los nervios de las vértebras se estrechen, comprimiendo y atrapando a las raíces nerviosas. La estenosis puede causar dolor en el cuello, hombros y en el brazo, así como entumecimiento cuando estos nervios no pueden funcionar debidamente.

Enfermedad degenerativa del disco:

Este desorden puede reducir la elasticidad y la longitud de los discos intervertebrales. Con el paso del tiempo, un disco puede herniarse, causando hormigueo, entumecimiento y dolor que viaja hasta el brazo.

La rutina diaria:

Una mala postura, la obesidad y unos músculos abdominales débiles a menudo rompen el balance de la espina, causando que el cuello se doble hacia el frente para compensarlo. La tensión emocional y el estrés pueden causar que los músculos se tensen y se contraigan. Esto trae como resultado dolor y rigidez.

El estrés postural puede conducir a dolor de cuello crónico con síntomas que se extienden a la espalda baja y los brazos.

El cuidado quiropráctico del dolor de cuello

Durante tu visita, el quiropráctico te realizarán pruebas para localizar le fuente de tu dolor y te hará preguntas sobre tus síntomas actuales y los remedios que hayas intentado para tratar de reducir el dolor.

Algunas preguntas pueden ser:

  • ¿Cuándo comenzó el dolor de cuello?
  • ¿Qué has hecho para tratar el dolor de cuello?
  • ¿El dolor irradia o viaja hacia otras partes del cuerpo?
  • ¿Qué calma o empeora el dolor?

Tu quiropráctico también realizará exámenes físicos y neurológicos.

En el examen físico, el quiropráctico observará tu postura, la amplitud de movimientos y la condición física, anotando qué movimientos causan el dolor.

También, palpará tu espina, notará su curvatura y la alineación, así como espasmos musculares.

Una revisión del área de tus hombros también es usual.

En el examen neurológico, tu doctor probará tus reflejos, la fuerza de tus músculos, cambios en otros nervios y la extensión del dolor.

En ocasiones, tu quiropráctico puede mandarte a hacer pruebas para ayudar a diagnosticar tu condición.

Una radiografía por ejemplo, puede mostrar espacios reducidos de los discos, fracturas, callos en los huesos o incluso artritis.

Una tomografía computarizada axial o una resonancia magnética pueden mostrar discos abultados o hernias.

Los quiroprácticos son doctores de cuidados conservativos y su alcance de práctica no incluye el uso de drogas o cirugías.

Si tu quiropráctico diagnostica una condición fuera de su área de práctica conservativa. Tal es el caso de una fractura de cuello o enfermedad de un órgano, te referirá con el médico apropiado.

Además, puede informarle a tu médico tratante sobre el cuidado quiropráctico que recibas. Así se asegura que el tratamiento médico y el tratamiento quiropráctico estén coordinados.

Ajustes de cuello

Un ajuste de cuello – también conocido como manipulación cervical – es un procedimiento preciso aplicado a las junturas del cuello.

Una juste de cuello trabaja para mejorar la movilidad de la espina y restaurar el rango de movimientos.

También puede aumentar el movimiento de los músculos de las articulaciones.

Los pacientes usualmente notan una mejora para rotar y mover la cabeza, y una reducción significativa del dolor y la rigidez.

Además de la manipulación cervical, el tratamiento también puede incluir la inmovilización, masajes o ejercicios de rehabilitación.

¿Tienes dolor de cuello?

Si tienes dolor de cuello y vives en Maryland, puedes apartar una cita con uno de nuestros experimentados quiroprácticos.

Tenemos tres clínicas ubicadas en Gaithersburg, Silver Spring y Frederick, todas con los más altos estándares de higiene.

¡Comunícate con nosotros inmediatamente para hacer desaparecer tu dolor de cuello!

Tips y Consejos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Developed by CoderNext

Developed by Rokeybur Rahman rokeyfx